Con el inquilino moroso, el proceso para la devolución del inmueble y el pago de las rentas debidas se intentan gestionar en una fase preprocesal; habitualmente se comunica al inquilino tal circunstancia con 30 días de antelación y las consecuencias de desatenderlo, si esta fase fracasa continuaría la procesal; frente a la que hay las siguientes opciones: 1. reclamar, 2. instar desahucio y 3. acumular ambas. En Convey Law podemos ayudarle a encontrar la mejor opción, contáctenos +34 952 47 91 27.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat